4 grandes lecciones que puedes aprender de tu mascota

“Donde no hay amor, poned amor y encontrareís amor".
San Juan de la Cruz (1542-1591) Religioso español.

Hola Amigos,

Hoy vamos a hablar de cosas transcendentales. Sacad el incienso, sentáos cómodos y meditemos sobre el amor incondicional. ¡Vaya! Como si no fuese ya bastante difícil conocer lo que es el amor, ahora también tenemos que descubrir lo que es el amor incondicional, el cual muchos dicen que es  el amor verdadero.

Pues hoy sugiero que toméis nota y sigáis a vuestras mascotas porque hay muchas lecciones que podéis aprender de ellas. Jijiji.

Lección 1. No seas rencoroso.

Sabes que tu perro puede ser maravilloso pero también a veces es un poco trasto y un autentico dolor de cabeza. Pues lo mismo pasa con las personas. La diferencia es que la mayoría de las mascotas ,“los cuatropateros”, no somos rencorosos.

Lección 2. Abrazos y besos.

Piensa en el momento en que llegas a casa después de un largo día, y tu mascota  se emociona  esperando sentir tus abrazos y como te llena de besos y fiestas. Todo por la alegría que les da verte de nuevo. ¿No sería maravilloso si saludásemos a las personas que amamos con el mismo entusiasmo?

Otro ejemplo. Has notado como cuando has tenido un disgusto y te sientas en el sofá a llorar, llega tu perro y se pone cerca para reconfortarte. ¿A que agradeces su amor y apoyo incondicional?

Esta es una lección de cómo ser un amigo leal e incondicional. No siempre se tiene que estar de acuerdo con un ser querido pero si se le puede apoyar siempre.

Leccion 3. Espontaneidad.

¿A que nunca habéis visto jamás a un perro con agenda? Jamás me verás organizando un paseo semanal con mis amigos perrunos, ni quedadas para una cena de despedida. (Eso se lo dejo a AlmaMater y a nuestros amigos de  Lima-Limon Creativos).

Hay una razón: nosotras los mascotas vivimos el momento. Alma y otros humanos no siempre tienen ese lujo.

Yo solo digo que podéis intentar ser un poquito mas espontáneos. Sacar la cabeza por la ventana de un coche en marcha con la lengua fuera,  y sacudirse de alegría no es obligatorio, pero porque la próxima vez que vayáis a algún lugar nuevo pierdete a posta para disfrutar de lo nuevo, de la aventura. O siente la felicidad que da el simple hecho de sentarte y no hacer nada en absoluto por un ratito.

Aquí la lección que puedes aprender es, simplemente, suéltate de vez en cuando la melena y diviertete porque sí.

Leccion 4. Ser responsables.

Seamos  realistas,  un perro que prepara su propia cena sería una noticia de gran impacto.

Nosotras las mascotas siempre hemos confiado en nuestros amos, la lección que quiero que aprendáis aquí es "responsabilidad".

Tener una mascota debe enseñarte a ser responsable. Una vez que aprendes  a ser responsable en un área de la vida, esto se lleva naturalmente a otras áreas de tu vida, y esto se trasmite a tu entorno y a otros seres. Y esto es algo grande.

Cualquier persona que tiene un mascota  ya sabe lo que es amor incondicional, cuando una mascota te ama incondicionalmente, es difícil no corresponder exactamente de la misma manera.

Y tal vez esta es la mejor lección que nuestras mascotas nos pueden enseñar: tenemos que ser mejores personas con  otras personas.

Besos
Mayra ^^

Categorías: 

Añadir nuevo comentario

Lima-Limón Creativos: Diseño Web en Málaga