Consejos para disfrutar de la primavera con tu perro: procesionarias y otros bichejos

Procesionarias

Eres primavera

la estación de mis frustraciones

eres la estación de mis amores,

por eso no quiero buscarte

y por eso también quiero hallarte.

Miguel Visurraga Sosa

Madre mía, y yo que pensaba que solo tenía que tener miedo a las moscas y mosquitos, pero ahí fuera hay un ejercito de insectos, parasitos y gusanos que al llegar la primavera dicen: “¡AL ATAQUE!”.

Es ahora y en verano cuando nuestros amigos humanos deben tener en cuenta los peligros que corremos al salir al campo, el parque y también en patios y terrazas.

Además de los mosquitos género phlebotomus que transmite la leishmania, tambien nos asaltan los mosquitos que transmiten la filiarosis que son parásitos que anidan el corazón. ¡Uyyy, que malos!

Por eso Alma Mater siempre me compra los productos antiparasitarios mas  eficaces. Yo uso las pipetas Avantix de Bayer que son cómodas y eficaces para mi peso y corte de pelo, pero también hay collares que son muy buenos con un gran efecto. Si tenéis dudas de cual es la más apropiada para vosotros consultad a un veterinario.

Para mi, que voy mucho al campo, también son muy peligrosas las temibles procesionarias del pino y las garrapatas cuyas picaduras causan lesiones en los perros e incluso pueden provocar la muerte.

Los nidos de las procesionarias son fáciles de ver en las ramas de los pinos en invierno. Una vez que salen de allí en primavera y empiezan su marcha, son mortales.

En  su fase de orugas, forman unas filas, que parecen una autentica procesiónEstanrecubiertas de pelos urticantes  por todo su cuerpo que si los tocamos pueden causar lesiones graves a la piel, lengua o garganta. Nosotras intentamos evitar los parajes con pinos en primavera, pero si tenéis que pasear por esos lugares es mejor llevarnos atados con correa para evitar que nuestra curiosidad se salde con un  gran problema para todos.

¡Ay de mi! Con lo que me gustan las salidas al campo. Menos mal que voy super  protegida por las pipetas, porque además de las larvas de mosquitos están las dichosas pulgas y garrapatas, estas también trasmiten graves enfermedades, como la ehrlichiosis canina,  o la dermatitis alérgica.

Ciudado también con las avispas y las abejas. En primavera las abejas están muy activas con el fin de recoger el polen de las flores del campo. Estos insectos no son tan agresivos como las avispas, pero si se sienten amenazados por un perro pueden clavarle su aguijón.

Como en el caso de las personas, si el perro es alérgico al veneno de la abeja y de la avispa, la reacción puede ser descomunal: inflamación y enrojecimiento, sobre todo si la picadura se produce en la cara del perro, donde hay mayor irrigación sanguínea.

Frente a la picadura de una abeja o una avispa, la primera acción es aplicar, como en el caso de las personas, amoniaco o vinagre. Estos productos se suelen tener a mano en casa y tienen la facultad de anular la acción del veneno del insecto.

Otro consejo es mojar la zona con agua fría y acudir al veterinario, para que valore si es necesaria la aplicación de un antihistamínico.

Y teniendo estos consejos en cuenta, ¡a disfrutar, que la primavera es muy bonita!

Besos
Mayra ^^

Gracias a la web  de consumer.es  mascotas por sus consejos. http://www.consumer.es/web/es/mascotas

Categorías: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Lima-Limón Creativos: Diseño Web en Málaga