Añadir nuevo comentario

Morabeza Playa, un chiringuito que admite mascotas muy molón de Rincón de la Victoria, Málaga

Ojalá vivas todos los días de tu vida!
Jonathan Swift
  (1667-1745)

¡Hola  Amigos!

Yippee! Qué me gusta cuando nos llaman para participar en experiencias. Ya sean visitas a hoteles pet friendly, causas altruistas o aún mejor: restaurantes que admiten mascotas.

En esta ocasión fui invitada a la #MorabezaExperience en el chiringuito Morabeza Playa de Rincón de la Victoria (Málaga) con mis amigos y amigas blogueros: Sonia Blanco, Javi y Paloma de Lima-Limón Creativos, Jesús María de La Despensa de Baco, y parte del grupo Pipirrana de Málaga, Reme de Al Sur del Sur, Mari Ángeles de Cocina sin miedo, Ángeles Ballesta de Kesito, Caroline Astwood de Caroline's Creative Food y Gemma Ramos de Cocinando con Thermomix.

Fue todo un detalle ya que la mayoría de ellas son gastrobloguers de lujo y muy profesionales y a servidora se le incluyó por considerarla una experta en manjares y asuntos perrunos, jijiji ^^

Dicen por Cabo Verde que Morabeza es una palabra que señala un estado anímico: es como una buena acogida, sentir un trato afable, amabilidad y amistad, como sentirse contento y en casa.

Así se siente una en  Morabeza Playa, un chiringuito “GastroBar” de estilo caribeño a pie de playa en Rincón de la Victoria (Málaga). Y además ese “feeling” se hace extensivo hacia las mascotas.

Aldo Mónaco y Nuria Sáez  son dos jóvenes con mucho amor al arte del bienestar que han creado este estupendo rincón pensando en como sería para ellos mismos el lugar ideal para comer, descansar, pasar un buen rato y poder llevar a sus dos perros. El resultado ha sido fantásitoc, tanto en la comida, decoración como en el ambiente.

El chiringuito tiene tres espacios diferentes que cambian durante el paso de las horas. Disponen de brunch, almuerzo y cena. La evolución del local acompaña al ritmo del día. La Música siempre es la ideal para el momento del día en que te encuentres.

Esta noche especial nos sentaron en su gran terraza junto al mar, alumbrados por la famosa Blue Moon (luna llena) y nos ofrecieron un menú suculento. Yo no probé ese menú porque tenía mi pienso, un bol de agua y algunas chuches que me ofreció Nuria, aunque de buena gana me lo hubiese zampado todo, ¡tenia tan buena pinta! Jijiji ^^ Se de buena tinta que a Alma Mater si que le gusto muchísimo. Para ver lo bueno que estaba todo podéis ver las fotos en Twitter #MorabezaExperience.

Yo solo os puedo contar que pasé un  rato muy bueno esa noche. El trato hacia los animales por parte de Aldo y Nuria y Jesús (el Rey de los Cócteles) y también los camareros y hasta del chef fue de GUAU!. Todos son muy afines a ver a las mascotas como parte de la familia, lo que no es común.

Os lo recomiendo de verdad. Es súper ¡GUAUU! Da gusto cuando las personas nos hacen un poquito de caso.

Desde aquí le doy las gracias a Morabeza Playa por haber pensado en mi para este evento y por su gran amor a los perretes.

Y así fue esta espléndida noche, donde yo también pude sentir ese “feeling” de sentirme como en casa.

¿Y tú? ¿Te animas a  practicar la Morabeza con tu peludito?

Besos
Mayra ^^

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Lima-Limón Creativos: Diseño Web en Málaga